Your browser doesn't support javascript.

Portal de Búsqueda de la BVS

Información y Conocimiento para la Salud

Home > Búsqueda > ()
Imprimir Exportar

Formato de exportación:

Exportar

Email
Adicionar mas contactos
| |

Escucha y práctica analítica

Hornstein, Luis.
Rev. urug. psicoanal; (126): 106-121, junio 2018.
Artículo en Portugués | Bivipsil | ID: psa-1397
Un analista trabaja mediante su disponibilidad afectiva y lo que por comodidad
llamamos escucha. En la clínica actual se le solicita mucho más:
su potencialidad simbolizante, no solo para recuperar lo existente, sino
para producir lo que nunca estuvo. La demanda predominante de análisis
en la actualidad está sustentada en sufrimientos intensos, que implican
para el analista desafíos en que su actitud técnica debe ser modificada. La
escucha es el prerrequisito para una interpretación a salvo de un saber
preestablecido, congelado, una mera «aplicación¼ de la metapsicología.
¿Admitiría alguien que «aplica¼ la teoría en la clínica? Sin embargo, es
frecuente que la historia singular sea reemplazada por lo universal. Solo
venciendo esa acatación formal a los conceptos fundamentales (Edipo,
narcisismo, castración, pulsión, deseo), llegaremos a comprender cada fenómeno
clínico. Solo así la escucha será soporte de la palabra del paciente.
¿Cómo trabajamos? Los más abiertos se diferencian por sus prácticas
o sus producciones. Los otros se diferencian por sus emblemas, por sus
fueros, dialectos y pertenencias a parroquias. Las teorías cuando se las
congela para conservar la identidad son solo «contraseñas¼.
No digamos de la boca para afuera que el proceso analítico es hipercomplejo.
Trabajemos. Mostremos y demostremos el enmarañamiento
de acciones, de interacciones, de retroacciones. Cada día hay nuevos reduccionismos
porque cada día hay nuevas complejidades. Una forma de
pensar compleja se prolonga en una forma de actuar compleja.
Resumiendo, mi escucha no es una mera aptitud auditiva, y corrientes
distintas privilegian nociones y prácticas distintas. Adaptación, en el análisis
norteamericano; internalización transmutadora, en Kohut; historización
ligadora mediante el trabajo erótico, en Piera Aulagnier; instauración de
una nueva relación entre imaginación radical y sujeto reflexivo, en Castoriadis;
elaboración de las ansiedades esquizo-paranoides y acceso a la posición
depresiva, en Klein; destitución subjetiva y atravesamiento del fantasma,
en Lacan; trabajo subterráneo de simbolización, en Laplanche. Winnicott,
más cerca de Freud, opta por crear un espacio transicional que potencie el
jugar y la ilusión.
La meta de mi psicoanálisis es modificar las relaciones intersistémicas.
Entiendo que para que haya modificaciones de estructura, tiene que producirse,
análisis mediante, una transformación dinámica y económica de
las relaciones del yo con el ello, el superyó y la realidad exterior. (AU)

Asunto(s)

Psicoanálisis
Biblioteca responsable: UY106.1