Your browser doesn't support javascript.
loading
Mostrar: 20 | 50 | 100
Resultados 1 - 8 de 8
Filtrar
Mais filtros










Base de dados
Intervalo de ano de publicação
1.
Trastor. ánimo ; 4(2): 86-94, jul.-dic. 2008. tab, graf
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-530367

RESUMO

Introduction: The socio-demographic characteristics, suicidality, severity and treatment outcome is compared of 376 patients with bipolar affective disorder (TB) with 1803 cases with other depressive disorders (TD) and 3131 with other psychopathology (OD). Methodology: The standard information gathered in a large psychiatric unit in a Santiago General hospital collects socio-demographics, ICD 10 diagnoses, as well as changes in scores in Lambert´s Outcome Questionnaire (OQ45).We measured Clinically Significant Change (CCS), as well as an index of reliable change (ICC) of TB compared with TD and OD. Statistical associations of outcome indexes were correlated with the above psychosocial variables, using SPSS 15.5. Results: TB had a lower mean age (41,4 years) than TD (43 years) and OD (39,3 years) (F = 17,07, p=0,0001), 73,8 percent of TB were females vs 79,9 percent of TD and 54,1 percent of OD (X2 2201,2; p = 0,0001). Among TB there were more divorce (23,7 percent) tan among TD (11,5); more TB lived alone or in institutions, (13,1), vs 5,2 among TD and 8,2percent among OD (X2 10 gl: 30,8412 ; p = 0,0006). TB had less stable jobs (15,5 percent) vs 23,5percent among TD and 30,7k percent of OD. (X210 gl: 76,2 ; p = 0,0001). TB had a mean of 12,7 years of schooling, vs 10,8 among TD and 11,3 among OD (student´s t 0,37, p > 0,001). TB presented more suicidal attempts (4,2 percent) and ideation (5 percent) in comparison to TD (3,1 and 3,9) and OD (6,3 any 3,9 percent). (X2; 6 gl: 168,6264, p = 0,0001). Highest global scores in OQ 45 were in TD (101,7), followed by TB (89,6) and OD (88,7). TB presented higher change: ICC (19 vs 16,2) and more CCS tan those with TD (25,9 vs 21,7 percent). Conclusions: Bipolar disorder patients are younger, have less stable jobs and marriages, live alone, but have a higher education. They also present a higher suicidal risk, and change more with therapeutic interventions offered in a general public hospital.


Introducción: Se estudian las características socio-demográficas, suicidalidad, severidad y pronóstico de 376 pacientes con trastorno afectivo bipolar (TB) comparándolas con 1.803 pacientes con trastornos depresivos (TD) y 3.131 con otros diagnósticos (OD). Método: Se aplica rutinariamente base estandarizada con características socio-demográficas, diagnósticos CIE 10 y cambios medidos por el Outcome Questionnaire (OQ45). Se determina Cambio Clínicamente Significativo (CCS), así Índice de Cambio Confiable (ICC) de los TB comparándolas con TD, y con OD. Se correlacionan los cambios con los indicadores psicosociales antes aludidos usando SPSS 15.5. Resultados: Los TB tuvieron un promedio de edad menor (41,4 años) que TD (43 años) y OD (39,3 años) (F = 17,07, p = 0,0001), con un 73,8 por ciento de mujeres vs 79,9 por ciento en TD y 54,1 por ciento de OD (χ2 2201, 2; p = 0,0001). En los TB hubo más separados (23,7 por ciento) que en TD (11,5); más TB vivían solos o en instituciones (13,1), vs (5,2 por ciento) de TD y 8,2 por ciento de OD (χ2 10 gl:30,8412 ; p = 0,0006). Los TB tenían menos trabajo estable (15,5 por ciento) vs 23,5 por ciento de TD y 30,7 por ciento de OD. (χ2 10 gl: 76,2 ; p = 0,0001). Los TB tuvieron un promedio de 12,7 años de educación, vs 10,8 de TD y 11,3 de OD (prueba t 0,37, p > 0,001). Los TB presentaron más intentos suicidas (4,2 por ciento) e ideación suicida (5 por ciento) en comparación a TD (3,1 por ciento y 3,9 por ciento) y a OD (6,3 por ciento y 3,9 por ciento). (χ2; 6 gl: 168,6264, p = 0,0001). Los mayores puntajes globales fueron de TD (101,7), seguidos por TB (89,6) y OD (88,7). Los TB presentaron ICC (19 vs 16,2) y un mayor CCS que aquellos con TD (25,9 por ciento vs 21,7 por ciento). Conclusiones: Los TB tienden a ser de menor edad, más separados y viviendo solos, con menos trabajo estable pero con mejor educación. Tienen más riesgo suicida, y experimentan mayor cambio confiable y clínicamente significativo.


Assuntos
Humanos , Masculino , Adulto , Feminino , Suicídio , Transtorno Bipolar/epidemiologia , Transtorno Bipolar/terapia , Transtornos Psicóticos Afetivos/epidemiologia , Transtornos Psicóticos Afetivos/terapia , Chile/epidemiologia , Prognóstico , Índice de Gravidade de Doença , Fatores Socioeconômicos , Inquéritos e Questionários , Resultado do Tratamento
2.
Rev. chil. neuro-psiquiatr ; 35(1): 29-35, ene.-mar. 1997. tab, graf
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-202547

RESUMO

El estudio fue realizado en 80 pacientes ambulatorios del Servicio de Psiquiatría del Hospital Salvador (Santiago, Chile) con diagnóstico de esquizofrenia crónica según los criterios del DSM-IV. 40 pacientes fueron tratados con decanoato de flupentixol (como monoterapia neuroléptica). Los 40 restantes (grupo control) fueron tratados con uno o más de los siguientes neurolépticos: clorpromazina, haloperidol, tioridazina, decanoato de flufenazina. Ambos grupos fueron evaluados en entrevistas psiquiátricas y psicológicas utilizando 7 escalas estandarizadas. El uso de decanoato de flupentixol redujo los síntomas positivos y negativos que caracterizan a la esquizofrenia, corroborado por escalas BPRS y CGI.La adhesión al tratamiento con decanoato de flupentixol fue mejor y los efectos colaterales fueron escasos. El grupo control requirió el uso de uno o más neurolépticos para lograr la estabilización o reducción de los síntomas, con la consecuente presentación de efectos colaterales en un mayor número de casos. Finalmente, los resultados positivos obtenidos con decanoato de flupentixol están relacionados con la intensidad de la sintomatología. La efectividad de la medicación fue interior en los pacientes que desarrollaron crisis psicóticas y/o en los pacientes resistentes al tratamiento neuroléptico


Assuntos
Humanos , Masculino , Feminino , Adulto , Adolescente , Pessoa de Meia-Idade , Antipsicóticos/classificação , Flupentixol/farmacologia , Esquizofrenia/tratamento farmacológico , Estudos de Casos e Controles , Clorpromazina/farmacologia , Flupentixol , Flupentixol/efeitos adversos , Haloperidol/farmacologia , Pacientes Ambulatoriais , Estudos Prospectivos , Efeito Secundário , Tioridazina/farmacologia
3.
Rev. psiquiatr. (Santiago de Chile) ; 10(1): 4-18, ene.-mar. 1993. tab, ilus
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-131599

RESUMO

Se revisan los diagnósticos del Instituto Psiquiátrico de Santiago entre los años 1986 a 1990. Sobre el total de 11.766 egresos se realiza una descripción global según edad, sexo, grupos de diagnóstico y variaciones estacionales en le lapso de estos cinco años. El 75,8 por ciento de los diagnósticos correspondió al rango etáreo 15-44 años y sólo el 4,1 por ciento al rango 65 o más. El 52,9 por ciento fueron hombres. Los diagnósticos más frecuentes fueron "esquizofrenia 38,39 por ciento , alcoholismo 11,96 por ciento , daño orgánico cerebral 10,37 por ciento y trastornos del ánimo 9,72 por ciento ". La relación entre esquizofrenia y enfermedad bipolar fue de 9,3:1, a favor de la primera. También hubo aumento del diagnóstico de trastorno de personalidad en los 5 años de estudio. El trastorno esquizo-afectivo experimentó un notable incremento del 0,1 por ciento en 1986 a 1,1 por ciento del total de los egresos en 1990. La esquizofrenia predominó en hombres (55,41 por ciento ) respecto de las mujeres (44,58 por ciento ). En los trastornos del ánimo hombres fueron el 31,8 por ciento y las mujeres 68,2 por ciento . La esquizofrenia fue más frecuente en los egresos de los rangos etáreos más jovenes, lo que es menos acentuado en los trastornos del ánimo. Los cuadros orgánicos aumentaron con la edad


Assuntos
Humanos , Masculino , Feminino , Adolescente , Adulto , Pessoa de Meia-Idade , Diagnóstico , Estatísticas Hospitalares , Hospitais Psiquiátricos/estatística & dados numéricos , Transtornos Mentais/epidemiologia , Alta do Paciente/estatística & dados numéricos , Transtornos Neurocognitivos/epidemiologia , Esquizofrenia/epidemiologia , Transtorno Afetivo Sazonal/epidemiologia , Transtornos Psicóticos/epidemiologia
5.
In. Ayuso Gutiérrez, José Luis; Cruz-Coke Madrid, Ricardo; Dörr Zegers, Otto; Florenzano Urzúa, Ramón; Goic Goic, Alejandro; Ivanovic-Zuvic Ramírez, Fernando; Lolas Stepke, Fernando; Osorio M., Christian; Retamal Carrasco, Pedro. Depresión: diagnóstico y tratamiento. Santiago, Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía, oct. 1992. p.95-105.
Monografia em Espanhol | LILACS | ID: lil-153105
6.
Rev. psiquiatr. (Santiago de Chile) ; 8(3): 849-57, jul.-sept. 1991.
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-109467

RESUMO

Si bien existen razones para que el psicoterapeuta no sea quien prescriba psicofármacos, existen otras que posibilitan que ambos procedimientos terapéuticos sean abordados por el mismo médico. Entre estas últimas la más importante sería el reconocimiento de que las farmacoterapia y psicoterapia pueden ser realizadas de manera simultánea o secuencial en un modelo que muestra que estos tratamientos pueden actuar sobre diferentes desórdenes o subgrupos de la misma enfermedad; tienen diferentes objetivos o meta; influyen sobre diferentes manifestaciones de la misma enfermedad y su utilidad depende del momento evolutivo, duración de la enfermedad y rapidez con que se requiere obtener efectos terapéuticos. Es probable que el tratamiento mixto haya sido facilitado por el mayor uso de psicoterapias diferentes al psicoanálisis, lo que permite que los psicoterapeutas puedan tener una posición más ecléctica y den mayor tiempo a su formación en Psicofarmacología Clínica. En un contexto psicoterapéutico se discute la manera de prescribir fármacos. Especial precaución debería tener su indicación al final de una sesión, cuando queda escaso tiempo para obtener una adecuada alianza farmacoterapéutica (prescripción participante). Una comprensión inadecuada o parcial de este aspecto hará difícil el manejo posterior de los efectos colaterales así como de la suspensión al finalizar o fracasar el tratamiento. Se debe tener precaución con los cuadros caracterológicos (desórdenes de rasgo), que deben ser bien diferenciados de los cuadros sintomáticos (desórdenes de estado), en especial en los pacientes limítrofes. La contratransferencia, de difícil manjejo en los primeros años de ejercicio profesional, debe ser considerada en relación a la capacidad para reconocer errores y resistir frustraciones cuando el tratamiento farmacológico fracasa por un diagnóstico que consideró primordialmente síntomas o porque el paciente presenta efectos colaterales severos


Assuntos
Humanos , Psicotrópicos/uso terapêutico , Psicoterapia
8.
Rev. psiquiatr. (Santiago de Chile) ; 6(3): 179-84, jul.-sept. 1989.
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-84699

RESUMO

Un modelo integrativo de farmacoterapia permite una mejor interrelación entre profesionales que ejercen predominantemente un tipo de acción terapéutica. Además se debe vencer la desconfianza recíproca, evitando descalificaciones en presencia del paciente. Idealmente cada profesional debería tener una información adecuada sobre el método utilizado por el otro. Es importante tener presente la alianza farmacoterapéutica en relación con el médico que prescribe medicamentos, así como la transferencia que se presenta con el terapeuta en el momento en que se realiza la interconsulta. Se describen algunas situaciones clínicas


Assuntos
Humanos , Psicoterapia , Psicotrópicos , Prescrições de Medicamentos
SELEÇÃO DE REFERÊNCIAS
DETALHE DA PESQUISA