Your browser doesn't support javascript.
loading
Mostrar: 20 | 50 | 100
Resultados 1 - 3 de 3
Filtrar
Mais filtros










Intervalo de ano de publicação
1.
Rev. argent. anestesiol ; 62(1): 9-14, ene.-feb. 2004. tab, graf
Artigo em Espanhol | BINACIS, BINACIS | ID: bin-2737

RESUMO

La posición sentada es la más aceptable en nuestro medio porque al adoptarla se mejoran las condiciones de los espacios interespinosos facilitando así la realización del bloqueo subaracnoideo. Ella es particularmente útil en pacientes aosos, en los cuales la patología de la columna hace relevante la realización de las maniobras. Si a esto se suma el dolor producido por las fracturas de cadera, lo que obliga a los pacientes a adoptar posiciones antálgicas, se reducen las posibilidades de obtener buenos resultados en la realización de los bloqueos. El presente trabajo demostró que un bolo previo de ketamina intravenosa a dosis de 0,2 mg/kg alivia el dolor de pacientes sentados que presentan fracturas de cadera menores a 30 días que no fuesen fracturas encajadas, con estados físicos ASA I y II, a los cuales se les efectuaría un bloqueo subaracnoideo en posición sentada previo a la cirugía. En el estudio se compararon los resultados de una población a la que se le administró ketamina con otro grupo con placebo. Se demostró que los valores de EVA (escala visual análoga) eran inferiores en el grupo con ketamina y que se logró un mejor posicionamiento en ese grupo frente al grupo control (p=<0,05). Se concluyó que la ketamina en bolo intravenoso a la dosis mencionada previo al bloqueo subaracnoideo mejora las condiciones para la realización del mismo brindando analgesia y mejorando el posicionamiento del paciente. (AU)


Assuntos
Humanos , Masculino , Adulto , Feminino , Idoso , Pessoa de Meia-Idade , Raquianestesia , Fraturas do Quadril/cirurgia , Ketamina/administração & dosagem , Ketamina/uso terapêutico , Dor/classificação , Dor/tratamento farmacológico , Modalidades de Posição , Cuidados Pós-Operatórios , Analgesia , Cuidados Pré-Operatórios , Anestesia Intravenosa/métodos
2.
Rev. argent. anestesiol ; 62(1): 9-14, ene.-feb. 2004. tab, graf
Artigo em Espanhol | LILACS | ID: lil-397338

RESUMO

La posición sentada es la más aceptable en nuestro medio porque al adoptarla se mejoran las condiciones de los espacios interespinosos facilitando así la realización del bloqueo subaracnoideo. Ella es particularmente útil en pacientes aosos, en los cuales la patología de la columna hace relevante la realización de las maniobras. Si a esto se suma el dolor producido por las fracturas de cadera, lo que obliga a los pacientes a adoptar posiciones antálgicas, se reducen las posibilidades de obtener buenos resultados en la realización de los bloqueos. El presente trabajo demostró que un bolo previo de ketamina intravenosa a dosis de 0,2 mg/kg alivia el dolor de pacientes sentados que presentan fracturas de cadera menores a 30 días que no fuesen fracturas encajadas, con estados físicos ASA I y II, a los cuales se les efectuaría un bloqueo subaracnoideo en posición sentada previo a la cirugía. En el estudio se compararon los resultados de una población a la que se le administró ketamina con otro grupo con placebo. Se demostró que los valores de EVA (escala visual análoga) eran inferiores en el grupo con ketamina y que se logró un mejor posicionamiento en ese grupo frente al grupo control (p=<0,05). Se concluyó que la ketamina en bolo intravenoso a la dosis mencionada previo al bloqueo subaracnoideo mejora las condiciones para la realización del mismo brindando analgesia y mejorando el posicionamiento del paciente.


Assuntos
Humanos , Masculino , Adulto , Feminino , Idoso , Pessoa de Meia-Idade , Raquianestesia , Fraturas do Quadril , Ketamina , Analgesia , Anestesia Intravenosa , Modalidades de Posição , Dor , Cuidados Pós-Operatórios , Cuidados Pré-Operatórios
3.
Anest. analg. reanim ; 18(1): 0-0, oct. 2003. tab
Artigo em Espanhol | LILACS-Express | LILACS | ID: lil-694175

RESUMO

Objetivo . Describir nuestra experiencia en el manejo anestesiológico de las pleuroscopías. Pacientes y métodos. Se consultó nuestra base de datos en un período comprendido entre julio de 2000 y julio de 2002. Revisamos 70 procedimientos de pleuroscopías con cirugía videoasistida (CVA), realizados con anestesia general e intubación con sonda de doble luz para ventilación unipulmonar. Resultados. Las indicaciones más frecuentes fueron derrames pleurales y neumotórax , los procedimientos más frecuentes fueron pleurodesis y biopsias. El porcentaje de reconversión de la técnica fue de 5.7%, en su mayoría por dificultades técnicas. No hubo hemorragias importantes ni muertes atribuibles a la técnica. De las complicaciones no quirúrgicas 4 pacientes presentaron broncoespasmo que retrocedió con tratamiento habitual y 5 presentaron hipoxemia que obligó a suspender transitoriamente la ventilación unipulmonar. En el postoperatorio un paciente presentó un cuadro de edema pulmonar con buena evolución en 24 horas. Los pacientes coordinados para aerostasis presentaron menos enfermedades asociadas y menor ASA, a diferencias de los que presentaban masas y tumores pulmonares. En 69 pacientes se logró una adecuada ventilación unipulmonar. La complicación más frecuente fue el desplazamiento distal de la sonda. El número de otras complicaciones fue bajo, fácilmente controlable y atribuible al terreno del paciente y al tipo de sonda utilizado. Conclusión. Las pleuroscopías realizadas con anestesia general y ventilación unipulmonar son procedimientos seguros, con complicaciones esperables y con buena respuesta al tratamiento. El diagnóstico quirúrgico y el tipo de procedimiento indicado, son datos importantes para evaluar el riesgo de enfermedades asociadas y de complicaciones.


This article describes the authors´experience in the anesthetic management of pleuroscopies in a General Hospital in Montevideo, Uruguay. Patients and Methods Data were collected from Anesthesia Departament Database corresponding to a period of two years from july 2000 to july 2002. Seventy pleuroscopies were reviewed. All patients underwent general anesthesia and in all cases double lumen tubes were used for unipulmonar ventilation. Results Empyema and neumothorax were the most frequent preoperative diagnoses. Pleurodesis and pleural biopsies were the most frequently used procedures. Surgical technique was converted in 5.7% of all cases due to technical difficulties. No significant bleeding or deaths occurred during surgery or in the postoperative period in these serie of patients. Other incidents related to anesthesia were bronchospasm (4 patients, all of them fully recovered after usual treatment) and hypoxia (5 patients who required discontinuation of unipulmonar ventilation). In the postoperative period one patient suffered from pulmonar edema requiring admission in an intensive care unit. After 24 hours the patient fully recovered and was succesfully discharged from that Unit. All patients who underwent aerostatic procedures were in the preoperative period, in better physical conditions (lower ASA score) than those with lung tumors. Unipulmonar ventilation was succesfully performed in 60 of 70 total patients. Distal double lumen tube malposition was the most frequent complication. Other incidents were rare and in all cases easily solved. In most cases they were related to patients´ previous physical status or to characteristics or quality of double lumen tubes utilized. Conclusions In our experience Pleuroscopies under General Anesthesia and unipulmonar ventilation are safe procedures with well known complications and good response to usual treatment. Preoperative diagnose and procedure performed, are important data in order to assess the risk of associated illnesses and postoperative complications.

SELEÇÃO DE REFERÊNCIAS
DETALHE DA PESQUISA
...